miércoles, 15 de mayo de 2013

Profiteroles

La pasta choux es una elaboración básica y muy sencilla que nos permite preparar deliciosos entrantes y postres, seguramente los más conocidos son los profiteroles y lionesas, pero con esta masa o pasta también podemos hacer canutillos, eclairs, rosquillas o petit choux entre otras elaboraciones.
La pasta choux suele elaborarse para servir con un relleno después de hornearla y dejarla enfriar. Es ligera y ofrece un sabor neutro para que sea el relleno quien decida si va a ser un aperitivo o un postre. Es fácil de hacer, pero hay diferentes recetas con distintas proporciones. 
En concreto, la receta de hoy que nos ha preparado Carmen, lleva las siguientes:
- 250 ml agua
- 80 g de mantequilla sin sal
- media cucharadita de sal
- 1 cucharadita de azúcar
- 125 g harina de trigo
- 4 huevos
- crema pastelera o nata montada para rellenar.
- azúcar glass, o chocolate rallado para decorar.

Elaboración:
Verter en un cazo el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar. 
Poner al fuego y dejar que rompa a hervir. 
Retirar del fuego y añadir de golpe, la harina. 
Remover enérgicamente hasta que la masa se despegue de los bordes y del fondo del cazo. 
Añadir 4 huevos, de uno en uno, no agregando el segundo hasta que el primero no esté bien incorporado en la masa. 
Dejar reposar esta masa durante 30 minutos. 
Poner la pasta en la manga pastelera y sobre una placa de horno engrasada o papel sulfurizado, hacer unas bolitas.
Se hornean a 190ºC durante unos 35 minutos. 
No sacarlas de golpe para que no se bajen. 
Dejarlas enfriar. 
Hacerles un corte por los lados y rellenar con nata montada o con crema pastelera. 
Espolvorear con azúcar glass y si se quiere con chocolate.
Ya podéis degustarlas!!!
Gracias Carmen, me apetece un montón hacerlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor déjame tus comentarios aqui